El reconocimiento empresarial

Es formidable cuando se valora un trabajo bien hecho.

La CEOE de Guadalajara celebró el pasado 12 de noviembre la entrega de los Premios de Excelencia Empresarial 2016, evento al que tuve el placer de asistir en representación de la empresa para la que trabajo: CoxGomyl.

 premios-ceoe-2016-salon

Allí se dieron cita las empresas más destacadas del año por su labor en distintas áreas, tales como internacionalización, esfuerzo formativo, innovación o emprendimiento, entre otros. Con miembros de muchas empresas pude hablar y comprender la ardua labor que han desarrollado, contando siempre con el motor de la dedicación, la perseverancia y un completo convencimiento de hacia dónde quieren ir.

premios-ceoe-2016-conjunto-premiados

Actualmente se les exige máxima rentabilidad a las empresas, que al mismo tiempo deben luchar por satisfacer a sus clientes. Y estos son mucho más exigentes, ya que conocen mejor sus propias necesidades y los mercados en los que pueden solventarlas, gracias a la conexión global que impera.

La adaptabilidad, la flexibilidad, la personalización de productos y servicios, la exportación o la innovación, son factores que pueden llevar al éxito a una compañía, en un entorno tan competitivo y cambiante a nivel mundial como el de hoy.

Planificar, analizar, trabajar duro en la mejora e invertir en un desarrollo sostenible, marcan las pautas de las empresas que regirán el futuro.

Todos lo tenemos claro. Pero el día a día es difícil. La razón es que nos dejamos llevar por una inercia que nos arrastra a concentrarnos solo en el trabajo, a realizar esfuerzos ímprobos para atender a una visión de futuro, a trabajar en el control de costes, en la reducción de errores, en la minimización de inversiones, y siempre atendiendo, por otro lado, a que los clientes sean mejores cada día, acompañándoles al éxito y siendo su plataforma tecnológica, o el aliado estratégico que les provee de un know how específico.

La oportunidad de recibir un premio, como el que Coxgomyl recibió en el apartado de “Mayor Expansión Internacional 2016”, permite hacer una pausa, echar la vista atrás y revisar el camino trazado en los últimos años: Coxgomyl es un capital humano comprometido, que aúna el esfuerzo conjunto de todos sus trabajadores hacia un fin común. Lo mismo ocurre en las demás empresas premiadas por su labor en distintos ámbitos empresariales. Todas han llegado al éxito por la suma de montones de profesionales que han unido sus fuerzas y conocimientos al servicio de una sociedad mejor.

Así, el recorrido en los últimos años empieza a vislumbrarse como muy interesante, como un desafío complicado que hemos ido acometiendo hasta alcanzar la meta y, sin duda ahora, con este premio el trabajo realizado se reconoce como valioso a los ojos de los demás.

Por eso defiendo el aplauso, porque es el que mueve a repetir el buen trabajo y a ilusionarnos con un resultado que los demás también aprecien. El aplauso muestra, de manera sencilla, la senda por la que trascurre el éxito, y la razón es que genera un sentimiento de valía en quien lo recibe y desarrolla vínculos de pertenencia a un grupo, potenciando el sentimiento de utilidad en la sociedad, y dando sentido a nuestro quehacer diario.

La gala organizada por CEOE Guadalajara fue una muestra de buen hacer, generando un magnífico punto de encuentro entre empresarios. Yo personalmente aplaudo este tipo de iniciativas, porque los premios reconocen lo positivo de las personas, alineando la generosidad de quien lo entrega con el agradecimiento del que lo recibe. Los premios ayudan a afrontar cada día con una actitud más positiva y con optimismo hacia el mañana.

Elogiar a una empresa, y a las personas que trabajan en ella, por sus méritos, estimula a que se desarrolle aún más todo el potencial oculto de grandes profesionales, que cada día acuden al trabajo a entregar su mejor contribución.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*